Uno de los pueblos más bonitos de España

Ampudia, que forma parte de la Red de Conjuntos Históricos de Castilla y León, desde el 1 de enero de 2024 también pertenece a la Asociación de ‘Los Pueblos más Bonitos de España’. Desde entonces, el turismo se ha incrementado notablemente, con turistas que se quedan sorprendidos por la riqueza monumental de esta localidad palentina, presidida por su castillo, el más importante y mejor conservado de la provincia. Esta fortaleza fue construida entre los siglos XIII y XV, siendo declarado monumento nacional el 3 de julio de 1931. Como nota curiosa, podemos decir que en este castillo se firmó el documento por el cual se produjo el cambio de capitalidad de Valladolid a Madrid.

En 1960, el castillo es adquirido por Eugenio Fontaneda Pérez, el cual desarrolló un arduo proceso de restauración que ha llevado a la recuperación de este histórico edificio. Además, fruto de su labor coleccionista, el castillo alberga una gran y variada colección de antigüedades que se distribuyen en las diferentes salas: arqueología, arte sacro, artes populares, juguetes, armas, etnografía, etc.

Adscrita al castillo se encuentra la ermita de Santiago, construida entre los siglos XVI y XVII, que sirvió en su día para los actos religiosos en caso de asedio. Después, hacia 1851, pasó a ser dependiente de la parroquia y se reedificó gracias a Manuel de Tariego, canónigo de Sevilla.

La visita a Ampudia puede continuar por la Colegiata de San Miguel, un monumento que comenzó a construirse en el siglo XII, culminando en el XVI. De estilo gótico renacentista, se compone de un templo y una torre, conocida como la Giralda de Campos por su espectacular belleza.

Las dos calles principales de Ampudia, Corredera y Ontiveros, son porticadas, de tal forma que las casas reposan en rústicos troncos de árboles o columnas de piedra formando una estructura de soportales que se mantienen en pie desde el siglo XVII –aunque algunos postes datan del siglo XIII–. Estos soportales servían para resguardarse del frío y las inclemencias del tiempo. Son los soportales el conjunto que consagra la identidad de la villa, y constituyen un relevante ejemplo de arquitectura tradicional castellana.

En este paseo por el municipio, el turista se encontrará con una antigua fuente situada a las afueras de Ampudia donde calmar la sed, conocida con el nombre de ‘El Moradillo’, y también se podrá desplazar hasta el Barrio de Bodegas donde sobreviven una serie de bodegas subterráneas –construcciones típicas de la zona–.

Una vez completada la visita a Ampudia, el turista se puede desplazar hacia Valoria del Alcor, localidad que depende del Ayuntamiento ampudiano. Precisamente junto a la carretera que se dirige a ese pueblo, se contemplan dos grandes cubos, únicos testigos que quedan de la muralla que rodeaba a Ampudia. Datan del siglo XIII.

Ya en Valoria del Alcor, a unos 3 kms. de Ampudia, destaca la iglesia de San Fructuoso, declarada Bien de Interés Cultural, un excelente edificio románico de una sola nave, amplio espacio y gran presbiterio.

En Valoria del Alcor también se puede visitar la ermita de Nuestra Señora de Guadalupe, lugar donde se celebran las fiestas patronales en su honor el 15 de agosto.

También llaman la atención los chozos de los pastores, construcciones de una sola planta, circulares y con forma cónica realizados en piedra. Poseen una puerta de entrada simple y un solo habitáculo interior. Servían como refugio e incluso vivienda a los pastores.

Y en la carretera Palencia, Km. 3, otro de los santuarios que bien merece una visita: Nuestra Señora de la Alconada, cuya construcción se sienta sobre un templo románico construido hacia el año 1219, cuyos restos perduran en la fachada norte. En el archivo parroquial se conservan los ‘Acuerdos y Actas Capitulares’ que relatan el proceso histórico que se siguió para la edificación del santuario.